VOTOS DEL BIENIO Y ÚLTIMOS VOTOS

Los “votos del bienio” que todo jesuita pronuncia dos años después de ingresar al noviciado de la Compañía prometiendo pobreza, castidad y obediencia perpetuas, son parte de un proceso de incorporación definitiva a la Compañía. Durante los largos años de formación el jesuita deberá ir dándose a conocer y conociendo, a su vez, la Compañía de Jesús (en sus virtudes y sus limitaciones). Después de ordenado el jesuita será llamado a realizar una tercera etapa de formación (Tercera probación) después de la cual será llamado por la Compañía para incorporarse definitivamente en ella.

VOTO DE OBEDIENCIA AL PAPA

La Compañía de Jesús quiere formar seres libres, sólidamente fundamentados en la fe y en las posibilidades de la razón, creativos y responsables. Esta es una nota característica de la vocación a la Compañía de Jesús: estar siempre disponibles para las misiones que la Iglesia necesite, en cabeza del Romano Pontífice.