Formación

Desde su fundación, la Compañía de Jesús ha considerado la Formación de los Jesuitas como una prioridad apostólica para “ayudar con el divino favor las ánimas suyas y de sus prójimos” (Ignacio de Loyola). En un mundo en constante movimiento se nos presenta el gran desafío de “servir a la fe y promover la justicia”, por lo cual debemos procurar la mejor formación de todos los compañeros, jesuitas y otros (as), con miras a poder dialogar y servir de la mejor manera posible en la construcción de un mundo más humano y solidario.

En la CPAL se ha hecho un importante esfuerzo para ofrecer un programa completo de formación a todos los colaboradores: jesuitas y otros (creyentes y no creyentes) que participan de los objetivos misionales de nuestros trabajos apostólicos. Esta formación:

  • 1. Se la concibe en y para la libertad.
  • 2. Propone la integración sincrónica de las dimensiones humano-afectiva, espiritual, intelectual, apostólica y comunitaria.
  • 3. Es personalizada, y el acompañamiento diferenciado, para que los principios y normas no uniformen a los sujetos y se pierda la riqueza de cada uno.
  • 4. Subraya la dimensión universal de la Compañía, asume la diversidad cultural como riqueza, incentiva el aprendizaje de lenguajes (idiomas) diversos y fomenta el deseo de una formación sólida para mejor responder a los complejos desafíos que el mundo nos ofrece.

Noticias del sector