Menu
TwitterFacebook
Area Restricta
Areas Apostólicas

Una dimensión profética jesuítica

Publicada en 8 · ago · 2017

 

El 3 de agosto de 2017 llegó a Kenia el Padre Leonard Chiti, director del Centro Jesuita para la Reflexión Teológica (JC TR) y nuevo Provincial de la provincia Zambia-Malawi (ZAM), para unirse a un equipo de observadores electorales de las próximas elecciones generales de este martes 8 de agosto de 2017. El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, se postula para un segundo período contra 7 oponentes, Raila Odinga. Miles de otros contendientes compiten por cargos como senadores, gobernadores, miembros del parlamento, miembros de las asambleas de condado y representantes de las mujeres.

El oficial de la comunicación de los Superiores Jesuitas de África y Madagascar (JESAM) se sentó con él para una entrevista.

 

JCO: Bienvenido a Nairobi, Padre Chiti. ¿Cuál es el papel de un observador electoral; en este caso, las próximas elecciones de Kenia?

LC: Gracias. Como ustedes saben, Kenia acude a las urnas el martes 8 de agosto de 2017. Estas elecciones han generado mucho interés en todo el mundo; en el contexto de Africa, la vigilancia electoral se ha convertido en la práctica estándar. Como es de esperar, hay un equipo entero de observadores electorales internacionales que vienen a Kenia.

La idea básica es observar y monitorear las elecciones con el fin de contribuir a un resultado que sea aceptable para todos. Todo observador estará revisando que los preparativos sean adecuados; se toman en cuenta todas las preocupaciones de todas las partes interesadas, desde actores políticos hasta ciudadanos comunes, de manera que al final del día los resultados sean propiedad de todos. Así que parte del mandato de los observadores electorales es observar cómo se adelantan los preparativos, vigilar la votación en sí el día de la elección desde cuando abren las mesas de votación hasta cuando cierren y, en algunos casos mientras sea posible, además observar el conteo de los votos en los centros de recuento y también la declaración de los resultados.

 

JCO: Suena muy interesante. ¿Está usted observando como individuo o como parte de un equipo?

LC: Bueno, soy parte de un equipo patrocinado por el Instituto Democrático Nacional de los Estados Unidos de América (NDI), una organización no gubernamental de mucho renombre que ha estado involucrada en la promoción de la buena gobernanza en todo el mundo. Desde esta perspectiva, el NDI me eligió para ser una de las 30 personas de diferentes países que haremos parte del equipo de observadores electorales aquí en Kenia. El NDI también respaldó la observación electoral en Zambia.

 

JCO: ¿Por qué lo consideró el NDI para este proceso?

LC: La razón por la que fui incluido en este equipo es porque yo fui una de las personas clave haciendo lo mismo desde el punto de vista doméstico en Zambia el año pasado, estuvimos observando nuestras propias elecciones y yo formé parte de dos grupos de la sociedad civil, encabezando uno de ellos y además como parte del equipo del otro grupo. Como ya mencioné anteriormente, formé parte de una organización basada en la fe que estuvo haciendo el monitoreo de las elecciones en Zambia el año pasado y el NDI fue uno de nuestros socios clave. Por eso es que me trajeron aquí.

 

JCO: ¿Qué papel va a desempeñar?

LC: En términos generales, estaré observando los preparativos previos a las elecciones, la votación misma y el subsecuente proceso electoral. También se espera que además elabore un informe. El otro aspecto del ejercicio es que nos van a desplegar a otras partes del país… yo todavía estoy por saber donde estaré, pero se nos informará en cuanto a dónde estaremos a su debido tiempo. Como equipo, también nos vamos a reunir mañana con varios de los interesados de grupos de la sociedad civil, del gobierno y de otras partes interesadas.

 

JCO: ¿Quién constituye el equipo de observadores del NDI?

LC: El equipo del NDI está encabezado por un ex comisionado de asuntos políticos de la Unión Africana. Otros miembros prominentes del grupo incluyen una congresista estadounidense y funcionarios del NDI. También tenemos una serie de destacados líderes de la sociedad civil de todo el continente. Es una delegación muy potente que ya ha empezado a llegar aquí a Kenia desde ayer

 

JCO: Desde la perspectiva jesuita, ¿cómo se siente al ser parte de un proceso tan vigoroso?

LC: Creo que para mí como jesuita, es otra oportunidad de contribuir a nuestra misión; como ustedes saben, desde hace 40 años, como jesuitas hemos visto nuestra misión como el servicio de la fe, de la cual la promoción de la justicia es un aspecto integral de eso. En este caso, estamos hablando de asegurar que los kenianos estén organizados y participen en un ejercicio que promueva la paz, mejore los sistemas y prácticas de gobierno, y que culmine en la elección de líderes que los kenianos mismos crean y confíen que impulsarán a este país hacia un mejor futuro. Entiendo, incluso antes de llegar aquí y también de lo que ya he aprendido desde mi llegada, que esta será una elección muy competitiva. Pienso que aún más razón para que cualquier persona que tenga un papel a desempeñar deba hacer lo mejor posible para mejorar la integridad, la credibilidad, la transparencia, la libertad y la imparcialidad de las elecciones. Es por eso que uno de mis papeles aquí es tratar de añadir mi voz y la voz de otros de fuera de Kenia hacia/para declarar las elecciones libres y justas, transparentes y creíbles; porque en última instancia, el destino de este país en los próximos cinco años más o menos se basará en si los kenianos mismos entregan o no entregan una elección que ellos mismos creen que expresa la voluntad de la gente. La voluntad del pueblo es fundamental; como usted ha oído, a veces la voz del pueblo puede ser la voz de Dios. Como cristiano, como jesuita, espero que podamos añadir una dimensión profética a este ejercicio, ojalá tratando de discernir de qué manera Dios quiere que el pueblo de Kenia se mueva.

 

JCO: ¿Cómo es esto significativo para la Compañía de Jesús como un todo?

LC: Como Compañía de Jesús en África, deberíamos estar agradecidos por tener una oportunidad como esta porque la organización que me trajo aquí no tiene nada que ver con los jesuitas; es una organización secular y no gubernamental que reconoce el importante trabajo que los jesuitas han estado haciendo en Zambia a través del Centro Jesuita de Reflexiones Teológicas (JCTR) y creo que podemos extender este reconocimiento a la obra de la Compañía de Jesús en África a través de la Conferencia de Superiores Mayores Jesuitas de África y Madagascar (JESAM); así que debemos acoger esta oportunidad porque creo que reivindica y confirma nuestra misión como jesuitas, que no estamos limitados solamente al ámbito sacramental y litúrgico, sino que nos relacionamos con otros asuntos importantes nacionales e internacionales.

 

JCO: ¿Alguna observación final para los jesuitas en África y Madagascar?

LC: Creo que podemos contribuir y agregar valor a otras esferas de nuestras vidas, en particular a las esferas políticas y de gobiernanza. De manera que en ese sentido, como jesuita que soy, creo que me siento muy honrado de sentirme como si fuera llevando la bandera… la bandera jesuita en esta elección. Así que estoy realmente deseando participar en este ejercicio y espero que, como jesuitas, en el futuro vamos a recordar este ejercicio y a decir que hicimos una contribución muy modesta y humilde al ser parte de una comunidad internacional que ha estado en Kenia para poder certificar que la voluntad del pueblo ha prevalecido al final del ejercicio.

 

JCO: Muchas gracias por su tiempo.

LC: Con mucho gusto.

 

Fuente: http://jesam.info